GONZALITO HABLA DE LA NUEVA TEMPORADA DE "CQC" QUE ESTRENA ESTE LUNES


¿Qué cambios tendrá esta nueva temporada de CQC?
El staff sigue siendo el mismo y vamos a tener las secciones clásicas del programa como el "Proteste Ya" y el "Trabajo Forzado" pero vamos a incluir algunas secciones nuevas con famosos y políticos como protagonistas y en algunas de ellas vamos a dar la posibilidad de que la gente pueda preguntarles cosas directamente a ellos. Algunas (sólo algunas) de las secciones nuevas son: "El pueblo quiere saber" y "El fin del mundo".

¿Cómo te adaptaste al rol de conductor durante 2009?

Bárbaro, al principio me costó pero con el tiempo me fui adaptando al vivo. Estar con Juan y Ernestina me ayudó muchísimo porque ellos tienen muchos años de conducción y se me hizo todo más fácil. El aire te da una adrenalina que no se logra en las grabaciones, a pesar de estar acostumbrado a que me echen de oficinas a los empujones, el vivo es distinto a todo.

¿Qué cambió en vos y en tu contacto con la gente estar al frente de un programa tan histórico como este?

Con la gente no cambió nada, yo siempre estuve cerca de la gente gracias al Proteste Ya, donde todas las semanas recibo de primera mano los problemas y denuncias de la gente y por suerte muchas veces podemos resolver problemas. En lo personal siento una gran satisfacción y orgullo, creo que Caiga es parte importante de la historia de la televisión y estar al frente del programa es un sueño hecho realidad.

¿Sigue el proteste ya? ¿Qué nos podés adelantar de los nuevos casos?

El Proteste sigue, claro. Es una pata periodística muy fuerte del programa y no puede faltar. Es una sección inagotable. Para mí, además de una forma de ayudar a mucha gente, es una gran satisfacción hacerlo. Este año vamos a empezar con un caso que lleva un año de trabajo, vamos a mostrar como la ayuda que se envió a Tartagal luego del alud no llegó a la gente y se la quedaron políticos locales. Algo que siempre se dice pero que es muy difícil de demostrar. Con la ayuda de un GPS demostramos que las donaciones terminaron en la casa de un concejal.

¿Sos de seguir las mediciones de audiencia? ¿Cómo trabajás con el minuto a minuto en el vivo?

No, ni nos enteramos del rating al aire, estamos muy metidos en el programa y preferimos no entrar en esa carrera para estar más concentrados en el programa. Por lo menos a mi me pasa eso, ni lo pregunto. Después del programa obviamente sí, me fijo como nos fue pero no nos ponemos a analizar ni a estudiar las mediciones en forma obsesiva. Caiga tiene un público fiel.

¿Es cierto que fueron denunciados a la policía mientras hacían una cámara oculta con un cura y un niño ingresando a un hotel para ver las reacciones extremas de la gente? ¿Qué opinás del recurso de la cámara oculta en el plano periodístico?

Estamos haciendo una serie de informes para descubrir el nivel de conciencia ciudadana de las personas frente a determinadas situaciones. Ya hubo antecedentes similares el año pasado; me vienen a la cabeza dos informes en los que buscábamos servicios de reparaciones de aires acondicionados y de heladeras, que fueran honestos. La producción desconectaba una pavada del equipo y después lo hacía revisar por diversos técnicos, registrando sus diagnósticos y presupuestos. Se usaba una cámara oculta, pero sólo se expuso a los que reaccionaron debidamente (y que no fueron mayoría). En este caso, de 10 hoteles que se testearon en Capital y Rosario, en 8 de ellos el adulto pudo entrar con el menor sin que se le reclamara acreditar filiación alguna. En el primer programa se verán otras situaciones de esta sección, diferentes a la que generó tanta polémica y se podrá apreciar el sentido del segmento que no es otro que fomentar la conciencia ciudadana y darle elementos a la gente para actuar correctamente. Tanto el año pasado como ahora, la cámara oculta se utiliza para mostrar situaciones generales y preservando la identidad de las personas grabadas. El conserje de uno de los hoteles rosarinos llamó a la policía. Le llamó la atención lo que estaba pasando y actuó de acuerdo a la ética que le exige su trabajo. Es raro cuestionar duramente un material que aún no se ha emitido. Pienso que como CQC aún no está en el aire y hay cierta ansiedad generada por el regreso, se sobredimensionó el tema. Concluyo esto, porque el año pasado no recibimos ningún cuestionamiento por el uso de la cámara oculta.

¿Cómo es el vínculo con Ernestina y Juan Di Natale, más allá del aire, por supuesto?

Para mí ellos son dos grandes. Era todo un desafío compartir la conducción con ellos que tienen muchas horas de vivo. Son dos excelentes personas que me hicieron sentir uno más y me ayudaron muchísimo y eso en este medio no es algo fácil de encontrar. Trabajamos en armonía, nos divertimos y somos todos muy respetuosos.
(primicias ya)

No hay comentarios:

Publicar un comentario