"NINI" EN SERIOS PROBLEMAS, CANCELARÁN LOS SHOWS EN EL GRAN REX POR EL PLAGIO

Acusaciones de plagio en la televisión argentina hubo muchas. De hecho, buscando en archivo, se pueden anotar más de una veintena de casos, pero nunca la Justicia apoyó a los canales ni a las productoras en este sentido. Todo se calmó un poco cuando apareció el tema de los “formatos”. Una palabra que surgió en el mercado con una empresa que es la que tiene la mayor cantidad de ellos registrados. Esa empresa multinacional se llama Endemol. Y es justamente Endemol Argentina la empresa acusada de plagiar “Floricienta” con “Niní”.
Desde este punto de vista, no hay vuelta atrás, Kaberplay (la empresa de KAzcka y BERtotti) y Endemol (cuyo titular es Martín Kweller y se encuentra por estas horas en Miami, recibieron hoy (miércoles 10 de marzo) el primer aviso de exhorto de los 16 que tiene en sus manos Cris Morena Group y RGB Entertainment a su favor, con los que podrían exigir desde mañana el levantamiento de “Niní” del aire, por ser una copia de “Floricienta“, producto que protagonizó la propia Florencia Bertotti durante dos años.
El tema es complejo. Vamos por partes.
Pero la noticia de última hora es que ese primer aviso habla de la exigencia de la paralización de las ventas de las entradas de los shows de “Niní” en el Gran Rex, algo que sucedió a partir de hoy.
El caso no tuvo duda en la Cámara de Apelaciones, aunque había dado vuelta por un Juzgado desde el año pasado, cuando el ciclo llegó a la televisión.
Porque “Niní” no sólo es copia de “Floricienta” desde el punto de vista del programa que se ve en Teleocho. Hay siete créditos del formato acusado que fueron personas que trabajaban en CMG y RGB y fueron contratadas triplicándoles el sueldo por la nueva productora, incluyendo, por ejemplo, la coach vocal. Hay una revista, un CD, merchandising, shows, canciones, una lista de 16 rubros que reflejan el plagio,con miles de detalles que lo atestiguan.
La situación no es sencilla, pero lo más grave, que sería el levantamiento televisivo de “Niní” antes de su finalización de esta primera Y UNICA TEMPORADA, está frenado.
Primero porque Cris Morena y Gustavo Yankelevich, que lo único que hicieron es defenderse de la copia y el perjuicio que ésto les causó, llevan dieciseis años haciendo programas para chicos y jóvenes y saben lo que significaría para el público que eso pase. Y segundo, porque Telefe, como “mediador” en el caso, les pidió que esperen que vuelva Martín Kweller del exterior para tener una reunión de las partes y ver qué se hace a futuro.
Esta es la verdad.
Poco importa si Guido y Flor están separados. Es un problema personal de ellos.
Más importa que los actores, técnicos y demás, pensaban que tendrían trabajo con una segunda temporada de “Niní” y ahora quedaron liberados; porque eso nunca llegará.
Y todavía más interesa poner en claro que Florencia Bertotti tendría que poder hablarle a esos chicos que la siguen y explicarles que pensó que podía hacer sola lo que otros crearon para ella y compartir su negocio en un 30 por ciento de la sociedad con Endemol con su marido y tener así su propia productora. Siempre es bueno reconocer que uno se equivocó.
Porque ella el lunes estará empezando a filmar “Igualita a mí” con Adrian Suar, pero hay mucha gente que se quedó sin trabajo.
Y todavía no se sabe qué alcances podría tener esta causa que la involucra directamente.
(laubfal)

No hay comentarios:

Publicar un comentario